InicioInstitutoComunidadPadrinosVocacionesDocumentos
  Instituto Centro de Orientación VocacionalSeminario MenorSeminario MayorFormación Permanente  

Nos encontramos en un mundo en que la reforma de las estructuras económicas y sociales han marcado un nuevo paradigma en el diálogo y unidad con la iglesia Universal.

¡Únete como Sacerdote Misionero!

Queremos vivir de igual forma los retos que en el mundo actual marcan significativamente los rasgos esenciales de una nueva orientación en los valores y medios que conforman la vocación Cristiana y sacerdotal.

En el marco siempre necesario de PROMOVER Y FORMAR las vocaciones sacerdotales misioneras, nuestra iglesia de México se ve confrontada por la necesidad de revisar su propia historia y hacer de ella una relectura fundante en términos concretos de una “Historia de Salvación” para nuestros pueblos. La celebración del Bicentenario marca nacimiento de un pueblo que lucha por reconocerse con una identidad propia y profunda, con la oportunidad clara de reconocer raíces y de descubrir nuevamente los retos actuales de una cultura religiosa que extiende sus raíces hasta la propias culturas indígenas, que posteriormente por razón del mestizaje, se transformó en un nuevo pueblo hermano.

Gratitud y solidaridad es nuestro nuevo grito, un anuncio evangelizador que queremos se escuche por medio de las diversas culturas donde damos nuestro servicio evangelizador. En nombre de nuestra Madre de Guadalupe, nuestros misioneros han sido modelo de entrega y servicio ministerial en la Iglesia Universal.

Una nueva Cultura Vocacional nos impulsa a buscar nuevos estilos de vida solidarios y misioneros que nacen de la verdadera conversión a Cristo. En un seguimiento filial a Cristo y a la iglesia, queremos mostrar el profundo agradecimiento a Dios por la Gracia recibida y por los dones que cada miembro de la familia Misionera han recibido por medio de esta casa de Formación.

En el contexto de solidaridad con los Obispos Mexicanos, queremos apoyar el desarrollo y protección a la Familia, núcleo esencial de nuestra sociedad. Fortalecer los valores, su identidad y su esencia ante las situaciones de confusión y poco compromiso que se han manifestado. Así, en los aniversarios de fundación de cinco países de misión, como Seminario de Misiones, queremos dar un agradecimiento a Dios por el gran don recibido.

Sentimos la urgente necesidad de anunciar a otros la buena nueva de Jesucristo y con ello, promover la solidaridad en la Vocación Misionera. Queremos formarnos En una Cultura Vocacional que despierte la profunda necesidad de Unirnos a Dios y de servirlo en nuestros hermanos más necesitados.

Promover la Vocación Misionera es también la búsqueda de un profundo sentido de Esperanza para nuestros pueblos hermanos de todo el mundo, es proclamar la vida de Dios en una vida digna y solidaria para todos los pueblos que sufren, es fortalecer también los lazos de la gran familia misionera que protege los valores del reino en el corazón de cada ser humano que necesita trascender en el llamado Cristo a la Vida Plena de su Gracia. Vivamos animados con fe nuestra vocación en las bondades de la Gran familia Misionera M.G.

P. Fco. Gerardo Hernández Ochoa, M.G.
Rector

 

Etapas de formación a la vida sacerdotal misionera


Etapas

Objetivo

COV

Centro de Orientación Vocacional

Responder al llamado del Señor a servir como sacerdote en la Iglesia misionera ad gentes.Esto es, recavar posibles candidatos al Seminario de Misiones. Hace la selección y formación básica del futuro seminarista.

Seminario Menor

Proporciona a los alumnos, elementos de formación humana, intelectual y cristiana; favorece, mediante un proceso de acompañamiento y discernimiento vocacional, una respuesta libre y madura al llamado de Dios. 

Seminario Mayor

Cultivar con mayor claridad la vocación ad gentes de los aspirantes al sacerdocio, ayudarles a formarse verdaderos pastores a ejemplo de Jesucristo, enviado del Padre, y a prepararse para ejercer el ministerio sacerdotal misionero.

CISEMI

Curso introductorio al Seminario de Misiones

Complementar en el candidato la formación humana, cristiana y vocacional proporcionándole conocimiento del seminario, del Instituto y de la Iglesia, mediante una vida comunitaria a fin de que opte libremente por el sacerdocio misionero.

Filosofía

Formar a los jóvenes en el conocimiento e interpretación de la persona humana, de su libertad y de su relación con el mundo y con Dios, mediante el estudio y la práctica de los valores filosóficos  humano-cristianos en un proceso claro hacia la opción sacerdotal misionera.

CESPA

Curso de espiritualidad y pastoral

Profundizar en las fuentes de la vida espiritual y apostólica para mayor comprensión de la vocación misionera, la cual habrá de concretizarse  en su acción pastoral  y en su pertenencia temporal al Instituto.

Teología

Adquirir una formación  teológica integral, que confirme su vocación sacerdotal misionera ad gentes en su opción de pertenencia perpetua al Instituto y de  ingreso al orden sacerdotal.

Formación en Misiones

Continuar la formación teológica a fin de adquirir el  dominio de la lengua y el conocimiento de la cultura del país que capacite para la labor misionera en la Iglesia local.

Diáconos

Asumir conscientemente el seguimiento de Cristo, enviado del Padre, que llama a anunciar el Reino con espíritu de servicio y caridad  en su ministerio diaconal como preparación inmediata al presbiterado.

Ordenación

La formación sacerdotal está contemplada bajo la proyección e integración de cuatro dimensiones fundamentales, a saber: humana, espiritual, intelectual  y apostólica (OT y RFS 11).  Entre estas se requiere, un constante equilibrio y adecuado acompañamiento basado en el desarrollo integral de la persona, para que estas dimensiones profundamente relacionadas y coordinadas cumplan la finalidad de garantizar una formación inicial integral.

Además del adecuado equilibrio y profundo desarrollo de las mismas contemplamos en el carisma misionero ad gentes, dos líneas fundamentales en nuestra educación que, al integrarse, forman  el vértice de nuestra formación misionera. El carisma misionero guadalupano ad gentes asegura la finalidad apostólica de la formación humana, espiritual e intelectual  en una visión concreta que a su vez unifica y determina toda la formación de los alumnos del Seminario de Misiones.